La lectura, aquella buena amiga

Publicado por en

La lectura es una actividad de ocio que aporta muchos beneficios tanto a los adultos como a los niños. No solamente es una gran fuente de placer y diversión, sino que además aporta múltiples beneficios. Es una forma de evadirse de la realidad, de transportarse a nuevos mundos y dejarse llevar por la ilusión y la fantasía. El descubrimiento de historias estimula la creatividad que, a su vez, es otra importante fuente de satisfacción. La creatividad también ayuda en la resolución de problemas y conlleva un añadido a todas aquellas actividades que se realizan, dándoles un toque especial y convirtiéndolas en únicas. 

Todo el proceso que realiza el cerebro a la hora de leer conlleva un gran ejercicio para la mente manteniéndola activa y viva, contribuyendo a la estimulación de la memoria y del razonamiento. Y a mejorar la capacidad de atención y concentración. Por su parte, el área lingüística mejora sustancialmente a través del aprendizaje de nuevo vocabulario y un mayor conocimiento de la sintaxis y la ortografía de la lengua en la que se lee.

Para todo ello es preciso que se seleccionen lecturas de calidad con historias atractivas y bien escritas. Historias que emocionen y, sobre todo, que no dejen indiferente. Hay que tener en cuenta que la diversidad de gustos y los intereses personales, hacen que historias que son mágicas e increíbles para unos no lo sean para otros, por eso la elección del libro es algo fundamental y muy personal.

Pero lo más importante es que la lectura siempre nos acompaña. Porque aunque no nos encontremos inmersos entre las páginas de un buen libro, todo aquello que hemos leído en algún momento, forma parte de nosotros. La lectura nunca nos deja solos y puede convertirse en consejera dando respuestas a algo que desconocemos o nos preocupa. La lectura es como una buena amiga.

Susanna Isern, escritora y psicóloga infantil.

literatura infantil qué fantástico es leer

← Publicación más antigua



Dejar un comentario

x
x